Apariencia del Dogo de Burdeos

El Dogo de Burdeos es una de las razas francesas mas antiguas, probablemente descendientes del Alano y en particulares el alano vautre sobre el cual escribió Gastón Phebus (o Febos), Conde de Foix en el siglo 14 en su Livre de Chasse “ sostiene su mordida, que es más fuerte que la de tres lebreles”. La palabra “dogo” recién aparece a finales del siglo 14.

A mediados del siglo 19 este antiguo dogo fue renombrado exclusivamente en la región de Aquitania. Eran utilizados para la caza mayor como la del jabalí, para la pelea, para la guardia de casas y ganado y al servicio de los carniceros. En 1863 en Paris se realizó la primer exposición en el Jardin d´Acclimatation. El Dogo de Burdeos fue presentado con su actual nombre. La raza, que ha sufrido enormemente durante las dos Guerras Mundiales, hasta tal punto de estar amenazada con su extinción luego de la Segunda Guerra Mundial, logró un nuevo comienzo en 1960.

Típicamente molosoide braquiocefálico concavilíneo. El dogo de Burdeos es un perro muy poderoso, cuyo cuerpo es bien musculado y de conjunto armonioso. El cuerpo está más bien pegado al suelo, es decir, que la distancia entre el esternón y el suelo es ligeramente inferior a la altura del pecho. Este es un perro fornido, atlético, imponente y de aspecto muy disuasivo.